This blog has been created by the young people who are working on one or more of the learning proposals offered by OXFAM within the Food Justice GROW Campaign

With this blog we join the movement of global citizens who are outraged by food injustice and who fight to bring about change.

Blog
Esta semana hemos celebrado nuestro Mercadillo Solidario en una plaza céntrica de la ciudad. La participación y el ambiente que se ha generado ha sido excelente. Una experiencia inolvidable. Hemos recaudados 1.305€, de estos 1.025€ van destinados a Cártias para diferentes proyectos en Níger y Benín, también para Care&Share (para la crear un pozo) y para Save the Children.

También hemos recogido 92 firmas para la campaña Tras la marca de Oxfam Intermon.

Muchísimas gracias a todos por vuestra participación.

Más sobre la noticia en la web de nuestra clase:

EL HAMBRE EN COLOMBIA

Una de cada siete personas en el mundo se irá a dormir con hambre esta noche (PMA)

Hay más personas con hambre en el mundo que la suma de las poblaciones EE.UU, Canadá y la Unión Europea (PMA).

En el mundo cada seis segundos un niño muere a causa de malnutrición o por circunstancias relacionadas. Maria Clemencia Rodríguez.

El 42.7% de la población vive en condiciones de inseguridad alimentaria en Colombia (ENSIN 2010).

En Colombia, el 42.7% de la población vive en condiciones de inseguridad alimentaria, lo cual indica que casi la mitad de población no vive con las condiciones mínimas necesarias para tener una alimentación saludable (ENSIN 2010)

Para hablar con mayor exactitud, en Colombia los departamentos que presentan mayores índices de inseguridad alimentaria son Nariño (67.7%), Chocó (64.2%), Sucre (62.9%), Bolívar (61.7%) y Magdalena (61.4%). Lo anterior evidencia que la Región Atlántica y la zona pacífica son las más afectadas por la falta de condiciones que suplen sus necesidades mínimas de alimentación. En cambio, las zonas que presentan un menor índice de inseguridad alimentaria son: Vaupés (21.5%), Bogotá (27.8%) y Guainía (31.4%). Según lo anterior, la Región Amazonía y Orinoquía y la capital de nuestro país presentan tasas menores en comparación con otras.

Además, se evidencia notablemente en nuestro país una gran diferencia en cuanto a cifras de desnutrición entre la zona urbana y la rural, el 57.5% de los hogares en el campo padece de inseguridad alimentaria, mientras que en la ciudad el 38.4% no vive con las condiciones necesarias para tener una alimentación balanceada (ENSIN 2010). Lo anterior indica que se debe prestar mayor prioridad a la atención de personas que viven en el campo.

Lo paradójico es que mientras los sectores marginales de la población mueren de hambre, hay cientos de toneladas de alimentos en buen estado que van a la basura. Cada año los consumidores en países ricos desperdician la misma cantidad de alimentos (222 millones de toneladas) que la totalidad de la producción alimentaria neta de África subsahariana. De esta manera, se dejan de aprovechar 670 millones de toneladas de alimentos perfectamente comestibles en los países industrializados y 630 millones adicionales en los países en desarrollo, lo que indica que la tercera parte de los alimentos producidos en el mundo se desperdician, lo que equivale a 1,3 billones de toneladas anuales, según la FAO en el informe Pérdidas y desperdicio de alimentos en el mundo (2011).

En nuestro país no se conoce la magnitud del desperdicio de comida, sin embargo, día a día diferentes sectores de la población han venido trabajando en sensibilizar sobre la importancia de no desperdiciarla.

Frente a esta problemática, se crean los Bancos de Alimentos, instituciones que trabajan en pro de la seguridad alimentaria, recibiendo donaciones y alimentos excedentarios que reaprovechan para su distribución entre la población vulnerable y las Asociaciones que los representan, promueven alianzas estratégicas y contribuyen a su fortalecimiento. En nuestro país.
Olá amigos,
Somos a turma E do 3º ano da Escola Básica de Azagães. Queremos comunicar-vos as nossas descobertas. Descobrimos, partindo da história que nos propuseram, que há muitas desigualdades no mundo, principalmente no que se refere à distribuição da riqueza. Concluímos que a injusta distribuição da riqueza tem várias consequências, entre elas, a fome.
Há povos explorados devido aos interesses económicos. Muitas vezes, os povos que mais passam fome são aqueles que têm recursos muito valiosos mas que não podem explorar porque estão cativos de povos mais poderosos.
Lamentamos por todos aqueles que passam fome no mundo. Para minorar estas situações, já que não podemos intervir a nível mundial, fazemos pequenas ações a nível local, para minorar as desigualdades. Por exemplo, ajudamos pessoas com dificuldades trazendo comida e roupas que distribuímos de forma anónima, para não magoar os sentimentos dessas pessoas que precisam. Colaboramos com algumas organizações locais e internacionais na recolha de alimentos, materiais escolares e outros produtos.
Tentamos colaborar para que as situações de desigualdade sejam mais fáceis de suportar.
Abraços dos meninos e meninas da turma E , 3º ano, da Escola Básica de Azagães.
  1    2    3    4    5    6    7    8    9    10    11